viernes, 6 de agosto de 2010

Entrevista: José Alfredo Silva y Giovanni Estrada - Trista.

Existen ocasiones en las que uno como blogger quisiera tener retroalimentación por parte de alguien en la industria de la moda. Ocasiones en las que existen dudas y situaciones complejas que una charla de café o un post no pueden resolver. Ocasiones en que se tienen dudas en el aspecto menos comentado de una marca: sus estrategias empresariales.

A mediados del año pasado conocí a los diseñadores de Trista, José Alfredo Silva y Giovanni Estrada en unas conferencias sobre moda. Unos meses después, via ErichBen, llegué a un showroom que habían montado en la pasada edición de IDM. Su propuesta me gustó porque tienen una serie de prendas que tienen un discurso explícito y son perfectamente comerciales.

16

Giovanni y José Alfredo tienen un cierto tiempo detrás de Trista. La marca se ha dado a conocer poco a poco y ofrecen una alternativa a las clientas que no quieren verse como piñatas andantes o con prendas con poca gracia. Cortes interesantes y detalles bien planeados caracterizan al estilo de Trista.

Me encontré también con algo que me preocupaba: los lugares comunes. Intuía que se podían comentar muchos temas con José Alfredo y Giovanni, evitando las preguntas usuales. Temía formularlas y para evitarlo, pensé en combinarlas con otras que se me fueron ocurriendo. Creo que funcionó.

Visité el showroom de Trista, un espacio tranquilo que me recordaba a las prendas de la marca. En la entrevista, me sorprendió la coordinación de ambos al responder a las preguntas. Esa cohesión se refleja en las prendas, a mi parecer. Sin más preámbulos, les dejo la entrevista.

Todas las fotos de esta entrevista fueron tomadas por Argelia Rivera. Pueden ver algo más de su trabajo AQUÍ.

Estuve buscando sobre ustedes y encontré sus influencias, también lo pude percibir en la ropa que vi por Internet y físicamente, pero me surge una duda: ¿Cómo surge el nombre de Trista?

Giovanni: Fue un juego. Estábamos construyendo nuestro proyecto: empezamos trabajando con una marca que idealizamos como un proyecto de una marca de lujo. La marca se llama Alicia Melodiosa Escupe Mariposas Doradas y las Teje con Hilos de Plata, Entre Ojales, Botellas Rotas y Dragones con Corbata. El antecedente es que José estaba haciendo su tesis; estábamos recién salidos de la escuela y José estaba trabajando con su tesis de las imágenes literarias de Gaston Bachelard, y nos dimos cuenta que al poner un nombre tan largo generábamos una imagen propia en las personas. Y las personas se iban con una construcción… no de una marca ni una cosa muy específica sino generaban una historia propia.

Pasó el tiempo, no pudimos realizar el proyecto de Alicia Melodiosa porque no nos conocíamos, no sabíamos cómo trabajábamos el uno con el otro, no teníamos los recursos… Nos invitaron a abrir una tienda en la Condesa, un colectivo. Estaba Sophie Massun, Alejandra Quesada, Vena2, Lupita Peckinpah y otra banda, éramos como seis. En ese momento dijimos ‘no es un momento para Alicia Melodiosa, tenemos que buscar un nuevo nombre’.

20

(Después de) Unas caguamas (cervezas de a litro), unos libros, pingpongeando la idea y en eso, en un libro de Fernando Pessoa me brincó la palabra “Triste”. Volteo a ver a José y le digo “Trista”. ¡Pum! Nos hizo click en dos segundos. Entendíamos que era una palabra que tenía una personalidad clara, sofisticada…

José Alfredo: Es una palabra sofisticada, divina. Es una palabra que impone pero que al mismo tiempo se antoja… apapachar. De repente encontramos los valores de la marca a través del mismo nombre.

Trista, como palabra, alejada del contexto de la marca tiene su propio peso. Evoca.

José Alfredo: Exacto. Y eso es el valor de lo de Bachelard, habla sobre el poder de las imágenes literarias, de generar un movimiento interno. La resonancia que tienen dentro de tu cabeza.

Creo que justo Trista tiene el punto exacto que queremos lograr cuando la gente, cuando la escuche, se sienta por una lado familiarizada pero por otro lado se sienta un poco sorprendida, Intrigada. Me encantó la definición que un amigo nuestro, Héctor Galván, una vez hizo. Dijo que Trista era una joya moderna, algo que se encuentra…

Giovanni: Una joya intervenida por la tecnología y que es obra del hombre. Pero una joya preciosa.

Es una bonita definición. Ustedes, además de trabajar con cosas que les llaman la atención como la arquitectura (porque tú, Giovanni, estudiaste arquitectura un tiempo): las imágenes literarias y los sueños –yo percibo mucho de los sueños en su ropa- ¿Qué otras cosas les gusta plasmar en sus colecciones?

3

Giovanni: La arquitectura es algo que me parece una rama totalmente distinta, vinculada en un punto. Creo que Trista está mucho más vinculada con la cotidianeidad, más que con la arquitectura.

Sí, la arquitectura pero desde un punto de vista de la persona que va caminando en la calle, que se va insertando en un medio. Pero como tiene que ver con esa arquitectura tiene que ver con la música, tiene que ver con la comida, tiene que ver con los espacios, con las emociones y los sentimientos, incluso. La ropa te permite esa cualidad de poder insertarte en el medio que tú quieras.

José Alfredo: Sin embargo yo creo que todo es intrínseco, no es algo buscado, pues. Sabemos que todos esos elementos nos influyen muchísimo. Como dice Giovanni, la arquitectura, pero no por ser arquitectura o llamarla arquitectura sino más bien cómo el contexto genera, o impone, o te dice, o te platica, o choca o…

…O algo

José Alfredo: …o algo, ¿no?, con tu persona, y cómo tú con tu persona te involucras en este medio. Y a partir de cómo te involucras en este medio, viene el desarrollo de saber quién es la chica Trista.

Yo creo que más que tratar de plasmar un sentimiento en la ropa es encontrar, a través del proceso, una respuesta a algunas preguntas que nos planteamos desde un inicio, y ya el resultado es independiente. El resultado a veces es algo que nos encanta o que no nos encanta. Eso es algo más independiente.

Pero en realidad lo que más nos mueve es el proceso, no tanto el querer demostrar que ahora estamos felices y escuchamos a… No, esa fase mucho más artística como de “inspiración divina”… fuera. No.

22

Entonces, lo que ustedes disfrutan es construir la prenda. Y de ese proceso ¿cuál es lo que les gusta más? Por que se empieza… bueno, por boceteos, patronaje… ¿qué es lo que más disfrutan de ese proceso?

Giovanni: Hay algo más… no podríamos abstraer sólo una parte. Entre algunas de las ventajas o de la experiencia que hemos adquirido, entendemos que ya todo es integral y que no tiene que ver estrictamente con las prendas, ¿sabes? Ni con las prendas, ni con los patrones, ni con las telas. Tiene que ver con una construcción de marca que implica un montón de cosas como el pensar en qué comería la chica Trista o si Trista fuera una comida, qué sería.

A veces es una cuestión que abarca mucho más; yo no podría extraer lo que me gusta más, hay que hacer muchas cosas en la empresa. No significa que me guste hacer unas cosas más que otras.

José Alfredo: Yo creo que sí hay muchas cosas. Yo lo veo por un lado: Uno, es que el resultado de Trista no es por fuerza una prenda. O sea, tú ves ahorita una prenda pero también esto es un espacio que es Trista. Y este espacio no es una prenda. Es como dice Giovanni: la construcción de la marca. Y como hacemos ropa podemos hacer un proyecto de diseño, porque entendemos el diseño como una actividad integral. Entonces, el diseño puede ser de cualquier cosa. Digo, si nos ponen a diseñar un motor de avión, pues… (risas).

El chiste del diseño es armarte un equipo que te ayude a llegar al resultado más óptimo, a lo que buscas. Entonces, esta es la parte, es probablemente de las más complejas, armarte un equipo para llegar a un resultado en común.

Pero yo creo que como marca, al menos yo, en lo personal disfruto mucho la parte de conceptualización. Cuando nos sentamos con Esteban Sanin, que es el chico que nos ayuda mucho a entender lo que es la marca, y armamos el equipo de trabajo: si es el diseñador gráfico, el que va a aplicar los textiles, etcétera, sales con un grupo de 5 o 6 personas y empezamos a cuestionarnos cosas. ‘A ver, en esta colección vamos a hablar sobre… Trista. ¿Qué es Trista?’

Y empiezan a surgir preguntas, y es un momento de mucho intercambio. Se generan dudas y a la semana que viene vuelves a hablar con ellos… a lo mejor las pensaste. Y sobre esos pensamientos salieron otras dudas. Entonces, esa parte me gusta mucho. Y que nos inviten a viajar (risas). Y las cervezas (risas).

El proceso de la prenda es muy variado. Hay prendas que… te dicen una cosa y hay prendas que te exigen muchas otras. Hay prendas que disfrutas y hay prendas que odias.

11

Yo no tengo experiencia confeccionando, pero me han dicho que cosas como el plisado son una pesadilla al construir. Se sufre mucho y se ve tan sencillo, y demás. Los dos mencionan cosas muy interesantes que me gustaría retomar. Giovanni mencionó lo de la construcción de la empresa. Todas las marcas, desde Jeremy Scott hasta Chanel, han tenido un proceso de expansión, en el cual pasan de ser la boutique pequeña a una marca con más… contenido internacional. ¿Cómo ha sido el proceso de expansión de Trista? ¿En qué momento empezó, cómo quisieran que termine?

José Alfredo: Es una pregunta bastante compleja. Para entender eso creo que habría que entender que Trista es parte de la empresa que es Al Margen de Costura SA de CV y Trista es una de las marcas; la otra es Alicia Melodiosa, que está por un momento en stand by y la otra es Servicios Al Margen, que es un área de servicios de diseño en general. Trista, ha pasado de ser una marca de vestidos formales a ampliar su línea y sus ocasiones de uso: ya sean casuales, formales, gala, acabamos de sacar accesorios, vamos a sacar calzado. Intentamos sacar ropa de hombre; intentamos sacar también una línea alterna que se llama Base 3 por Trista, una línea de básicos, algo más accesible para la gente, en el sentido de que se pueden comprar dos playeritas o tres con lo que les cuesta un vestido.

La expansión ahí va. Sabemos muy bien que ahorita la expansión tiene que ir hacia afuera y hacia dentro. En México estamos ampliando un punto de venta muy fuerte que se llama Hilo Rojo y estamos buscando dónde ubicar Base 3. Es decir, que suene un poquito más Trista. Pero hacia afuera es donde queremos ubicarnos.

Sobre las boutiques, todavía no las hemos planeado, porque es mucho dinero y me parece que ahorita la marca está en un estado de crecimiento que te exige mucho hacia adentro.

Giovanni: Sí tenemos claro que queremos consolidarnos. Sabemos que tenemos un camino ya recorrido y hay un poco más de experiencia y también tenemos una visión distinta de hace cuatro años, cuando empezamos este proyecto. Nos queda muy claro que el camino todavía sigue siendo largo y tenemos la certeza y la fortaleza para pensar que algún día Trista pueda colocarse al lado de una gran marca como… cualquier marca que te venga a la mente y que sea de un diseñador internacional. Y que abandonemos el estereotipo de “diseñador mexicano” y que se pueda percibir el diseño por sí mismo.

José Alfredo: Que compita por lo que es, lo que se vende,  no sólo por ser mexicano.

Sí, algunos diseñadores tienen ese estatus de “Mexican curious” y puede ayudar comercialmente pero también es una carga y esa etiqueta no los deja crecer. Considero que con mi conocimiento de la marca que han estado creciendo como diseñadores, como marca y están explorando nuevas líneas. La nueva colección es conjunta, ¿verdad?

José Alfredo: Se va a presentar el desfile primavera-verano pero a la vez sale en puntos de venta otoño-invierno

15

¿Hay alguna que quieran explorar para la nueva colección?

José Alfredo: Accesorios

Giovanni: Accesorios y calzado. Hemos tenido calzado pero nunca ha sido una línea como tal, siempre ha sido para pasarela. Estamos armando el equipo de trabajo para hacer una línea en pequeña medida y con los alcances que tenemos, pero poder ofrecer el calzado como un producto más.

José Alfredo: Una exploración grande en accesorios. Más que ser el complemento de la prenda, el accesorio tiene más una exploración propia. Y también, algo que nunca hemos tenido y viene con una estrategia de ventas más agresiva este año: la línea comercial.

Normalmente sólo se vende lo que está en pasarela. No lo que se presenta ahí sino esos diseños, e igual y se modifican ciertas cosas. Pero ahora tenemos una expansión de prendas que a lo mejor no se ven en pasarela, pero que podemos vender a muchos tipos de boutiques. Como en muchas partes en las que el vestido es la pieza más fuerte, aquí vamos a tener chamarras, sacos, blusas, camisas… cosas que en puntos de venta sean mucho más fácil de mover. Y de producir.

En ocasiones la producción es una pesadilla. Es… irónico porque en México existen muy buenas costureras. Fuimos un país de maquilas. Y no todas las marcas han tenido un perfil internacional. Yo sé que siempre les preguntan eso pero voy a tratar de variar la pregunta. ¿Cuál sería la estrategia de ustedes para cambiar ese proceso de estancamiento de las marcas mexicanas?

José Alfredo: No creo que estén estancadas. Veo marcas como Ale Quesada que…

Está en Japón

José Alfredo: Sí, y tiene un crecimiento muy grande. Veo a Paola (Hernández), ya se fue a trabajar a Nueva York. ¿Quién más…?

Macario (Jiménez)

José Alfredo: Sí, pero creo que no vende fuera. Digo, la verdad… no sé. ¿Cuál fue la pregunta? (risas).

1

Giovanni: Creo que lo importante es que ahora es un momento clave. El diseño está teniendo una importancia… se está revalorizando. No había existido un momento en el cual hubiera como un foco y una atención como la que está existiendo ahorita. Creo que hay mucha chamba por hacer, falta la profesionalización de muchas cosas: desde los medios hasta los perfiles de gente operativa en el sistema de la moda que es fundamental… que tenga un enfoque y una experiencia con moda.

Nos ha costado trabajo pero creo que la intención de nosotros es estar sentando esas bases y que podamos, a través de la gente que viene con nosotros de prácticas y a través de la gente que viene de prácticas o a través de la gente que ha estado trabajando en la plantilla, se va y lleva una experiencia. Creo que eso es una forma de contribuir a que el sistema siga expandiéndose.

¿Creen que un plan de mercado más sofisticado podría ayudar a lanzar a una marca en México a nivel internacional?

Giovanni: Un plan de negocios, es fundamental para cualquier cosa.

José Alfredo: ¿Un plan de negocios?

Sí. Es que me he percatado que en las plataformas mexicanas se producen buenos diseños algunas veces pero otros tienen fallas de confección y demás y sólo se queda en la presentación. No se hace un plan de distribución. Alguna vez platiqué con una editora y me decía que al solicitar prendas que le habían llamado la atención, los diseñadores decían “esa no se va a producir” y lo frustrante era que no podían colocarlas en las editoriales. Bueno, con Trista eso no sucede, porque me ha tocado ver editoriales con sus prendas. ¿Creen que un plan de negocios podría evitar ese tipo de errores?

José Alfredo: Evidentemente. El problema es… cuando se pierde la noción de lo que estás haciendo. Es una empresa, ¿no? Y luego se enfocan nada más al diseño. Creo que viene a complementar el comentario de Giovanni: todo mundo hace énfasis en la prenda, en el acabado. Pero ¿toda la parte que está de fondo? Esa es la parte en la que hay una carencia enorme, ENORME, en el sistema de la moda mexicano. La gente en administración, en finanzas, en la rama que quieras, pero especializada en moda. No existe, a ninguna universidad les interesa. A todos les interesa sacar la carrera de diseñador, pero el diseñador siempre está de la mano de un equipo bien grande.

Por ejemplo… tenemos ahorita a una chica que viene de Francia y su labor es buscar puntos de venta externos para empezar a generar otros vínculos. Y en Hilo Rojo también tuvieron que traer a alguien de Francia que tiene los contactos, que sabe cómo se mueven las boutiques, que sabe cómo funcionan las telas… porque en México no hay alguien que se especialice en esto. Y la persona que estudió diseño no quiere enfocarse a ventas, ni a las finanzas ni la administración y son cosas que de repente se olvidan de dar en las escuelas. Se requiere de ese otro músculo fuerte. Y creo que otras carreras lo han olvidado, incluso el mismo periodismo especializado en moda o un economista que se especialice sólo en el mercado de la moda.

23

Giovanni: O un antropólogo. El vestido es tan importante como la misma actividad alimenticia de los países, las finanzas, todo. El vestido es fundamental. Todos salimos vestidos, ¿no? Además de ser un producto esencial, es una manifestación de un entendimiento del tiempo. Los antropólogos pueden saber de los egipcios por su arquitectura, su arte y por su vestido. A través del vestido se sabe quiénes eran los reyes y cómo vestían.

Creo que en México existe una especie de culpabilidad: creer que es superficial estudiar moda, creer que… es una carrera de juguete, incluso, y nos enfrentamos a eso todo el tiempo. Y eso se debe a que no ha habido una valorización de estos elementos. Se está generando historia, comunicación a través del vestido.

José Alfredo: Y dentro de la misma prensa, ¿no? Me parece que el ataque es muy frontal hacia el diseñador: “qué mala calidad” y demás. Pero no se estudia el fondo de esto, porque tienes que hacer de todo. Ya me imagino al que abra un banco teniendo que estar atendiendo en ventanilla, contar el dinero y haciendo las transacciones finales… ¡pues no!, tienes un equipo de trabajo. Pero aquí el diseñador le entra como El Borras (aventarse al ruedo, sin pensarlo dos veces). No sabes hacer una empresa y no sabes que esa empresa requiere de mucha otra gente.

Y creo que la prensa debería enfocarse también hacia esos problemas y hacerlos evidentes; decirle a todo mundo “aquí lo que hace falta es gente que conozca cómo se mueve el sistema de la moda mexicano pero que no sean diseñadores”. Gente que se dedique a hacer curaduría y a otras miles de profesiones.

Eso se olvida y todo recae en el diseñador al que le quedó mal la colección. Ya no te da tiempo. Para mí, la tercera o cuarta colección, siempre es como un punto definitivo. Ahí es cuando te das cuenta que tienes que lidiar con… ochocientas cosas.

El tema del equipo de trabajo es, efectivamente, algo que no se toca mucho. Quisiera extrapolar eso hacia otra cosa que me inquieta. Mencionó Giovanni que el vestido es esencial para nuestra vida. Causa incluso impresiones muy fuertes. Es un lenguaje. También se usa como un lenguaje en las artes: danza, teatro, cine. También existen colaboraciones muy estrechas entre diseñadores y artistas. ¿Han tenido algún proyecto de esos o han querido hacerlo alguna vez?

Giovanni: Tenemos un área de negocios que se dedica a eso. No se involucra directamente con Trista, ocupan una gran parte del equipo de Trista, pero nunca hemos tenido un ping pong con un director de arte que nos diga “ De esto se trata la estética”. Generalmente ya vienen con líneas muy marcadas: “Buscamos un vestido de tal o cual forma y más bien es como un asunto de maquila.

José Alfredo: Pero de repente, aunque no es teatro… bueno, tuvimos uno pero con ciertas rutas claras, preestablecidas. Hemos hecho interiorismo, hemos hecho publicidad…

21

Giovanni: O el mismo bolso del patrocinador (Exquisite, de Wyborowa vodka), ¿no? Es una cosa que tiene mucho que ver con Trista pero hay que entender desde otro punto de vista.

José Alfredo: Y al final, las colaboraciones a lo mejor no son grandes y nobles pero trabajar con un diseñador gráfico es bien interesante porque aprendes muchas cosas. Trabajar con un diseñador web, con un músico. Hemos lidiado con gente que le sabe a la música y platicar lo que quieres, cómo lo quieres, y la idea de ellos es bien rico. Son proyectos a corta escala que abarcan muchas otras disciplinas. Video también hemos generado…

Giovanni: Sí.

José Alfredo: Algunas cosas. También hemos grabado en cine… bueno, se filmó.

Giovanni: En 35 mm tuvimos una invitación interesante que habría que retomar porque nos sale bien caro (risas). Y también vamos a fiestas y nos contratan para animar las fiestas (risas).

Sí, haciendo playlists

(risas)

¿Cuál es el color favorito de Giovanni y el de José Alfredo?

Giovanni: Hay un azul muy particular que me gusta. Es un azul muy profundo, como azul petróleo. Pantone 824… (risas). No lo veo por aquí, pero es un azul.

José Alfredo: En general me gustan los grises.

¿Todos los tonos de gris?

José Alfredo: Los que tienden hacia al amarillo, no. Los que van más hacia el verde… más oscuros.

Giovanni: Me gusta mucho ese color pero nunca me verás vestido en él.

Sí, es atracción y repulsión al mismo tiempo…. Ustedes se inspiran en libros. Vi su colección de Palinuro (personaje creado por Fernando del Paso). Vi también la colección de esta primavera, El perro de Pavlov, me parece un concepto muy interesante. Y… además de eso, ¿hay algún libro o película, canción, instalación… que les gustaría volver una colección?

7

José Alfredo: Yo creo que todo. El libro es una excusa. Igual que la colección pasada no fue un libro, sino el perro de Pavlov, y tocamos el tema de la muerte. Y de ahí salieron las visiones de muchas personas que tenían un background más grande. Igual puede ser una canción, como ir a trabajar y platicar con alguien que nos diera su visión… como lo que hicimos. Empezar a entrevistar gente para que nos diera su visión de la muerte en un table. Platicamos con una persona y… yo creo que todo.

Al final es una excusa. No buscamos materializar un libro. Buscamos dudas, cuestionamientos que nos generan ruido como excusa para poder desarrollar algo. En ese aspecto, nunca nos verás tratando de materializar… la muerte. O tratando, en este caso, de materializar la innovación.

Giovanni: Sí, lo mismo que él (risas).

He visto ropa de ustedes en la revista 192, en Harper’s Bazaar y me parece que en Glamour. ¿Han sentido el apoyo de la prensa mexicana? Y si es así ¿hay algún estilista, editor o revista en particular que los haya apoyado?

José Alfredo: Pues todos, ¿no? Generalmente…

Giovanni: Yo creo que nunca hemos tenido… bueno, tuvimos un malentendido con Vogue, y creo que estamos vetados, pero en realidad no nos molesta porque nosotros estamos concentrados en nuestro trabajo. Entendemos que es un capricho: alguien se enoja contigo… bueno, sí, ya, sigo trabajando. La gente sigue escuchando de ti. Tampoco es el “te vas a perder de mí”. No nos metemos en ese tipo de cosas.

10

Hemos tenido el apoyo de mucha gente: no sólo editores sino amigos, gente que hace otro tipo de cosas y que nos echa la mano y nos ayuda con una u otra cosa. Al final, creo que el espíritu de Trista es colectivo gracias a que la gente lo logra transmitir y se logra involucrar en lo que estás haciendo.

José Alfredo: También conocemos a todos: Código, 192, Glow, Harper’s... es un medio muy pequeño. Creo que todos nos apoyan y nosotros los apoyamos a ellos. Más allá de eso, también es chamba de Relaciones Públicas.

Giovanni: Hemos hecho buenos amigos, al margen de lo profesional. Han surgido y eso es una parte enriquecedora. Ya no estás hablando de un código “yo soy diseñador, tú editor”. Tú eres mi amigo y yo soy tu amigo…

José Alfredo: …Y si no me publicas no hay pedo, pero dame tu opinión sobre…

Lo tomas o lo dejas, dependiendo… Creo que es una postura muy sana: separar la relación profesional de la personal y a la vez homologarla. Lo que también veo y me intriga mucho es que sus colecciones suelen tener conceptos muy estudiados. Tienen una relación muy interesante con la propuesta comercial. Es decir, sí se pueden colocar fácilmente que… digamos algo de Hussein Chalayan, que presenta instalaciones…

José Alfredo: Yo creo que presenta. Lo que vende…

…bueno, es otra cosa. Ehm… tienen esa combinación de propuestas comerciales y el concepto. ¿Les costó trabajo llegar a ese equilibrio?

Giovanni: Yo creo que todavía nos está costando trabajo. Pero eso es lo bonito. Creo que llegas al final de una colección y dices “Ay, le faltó por este lado”. Es justo eso: lancé una pregunta y muchas veces de la formulación de esa pregunta se llega a otra pregunta. No es el mismo resultado, es otra respuesta.

6

José Alfredo: Y no porque una prenda sea… fácil de ponerse quiere decir que sea fácilmente comerciable. Creo que esa parte es muy importante. La moda es… algo en lo que trabajamos y es… extensísimo. Y esa parte me gusta también. Decir: “A ver, este vestido se pone, se ve bien y demás pero cuesta quince mil pesos. ¿Cómo podemos bajar el precio? Bájale dos costuras, habla con tal persona, vamos a ver cuánto nos tienen que comprar en maquila para poder bajar y después…” que entremos donde queremos estar.

Esa parte todavía nos falla mucho, porque nos concentramos en piezas que suelen ser sumamente complejas, en construcción, y no me refiero a que sean únicas y no las puedas conseguir en ningún otro lado, sino que de repente nos encanta lo complicado y de repente producir eso es un problema. Esa es la parte comercial que todavía no logramos darle al punto.

En esta colección ya estamos pretendiendo llegarle. A lo mejor está la pieza que cuesta X y también tenemos adaptaciones de esa pieza en tallas y colores. Así pasa con Chalayan: al final lo que quiere con ese tipo de instalaciones es un concepto. La gente lo ubica perfecto y cuando veas una t-shirt vas a quererla porque es Chalayan. Pero te está vendiendo una t-shirt. Es eso mismo.

Están mencionando recurrentemente a su equipo de trabajo, lo cual me parece bastante bueno porque usualmente no se hace, al menos… aquí. Mencionan a maquila, mencionan a RP, Diseño Gráfico… ¿Qué puesto les gustaría crear o integrar? ¿O cualidades en alguien de su equipo de trabajo?

Giovanni: Muy buena pregunta…

José Alfredo: ¿qué puesto?

Giovanni: Sí, ¿qué necesitas? ¿Qué quisieras?

José Alfredo: Ah… Para mí, un puesto que nos gustaría y no tenemos, por ello la idea de estar trayendo de Francia –aunque vino por prácticas- pero nos gustaría integrar es el product manager. Esa persona que tiene la visión de estilista pero al mismo tiempo la visión comercial y se encarga de distribuir tu producto a los puntos donde quieres. Esa parte todavía no la hemos encontrado, porque no es nada más un director de ventas. Es alguien que…

Giovanni: tiene una sensibilidad muy clara entre el consumidor y el diseñador.

12

José Alfredo: Un ejemplo claro es Zara. Hay un product manager nada más para Brasil, o para Sudamérica. Es la persona que, de toda la colección que tienen, sabe qué piezas van a funcionar mejor y en qué colores o tallas, y las distribuye. Sabe dónde distribuirlas y a quién, porque conoce los precios, conoce los mercados… esa parte todavía no la tenemos y sí requerimos. Pero… estaría que hubiera una masajista y alguien que sirviera cervezas todo el tiempo (risas).

Giovanni: Eso podría ser itinerante (risas).

José Alfredo: Pero estamos muy contentos con el equipo. La verdad es que nuestro equipo es bien padre y te hemos mencionado los externos pero los internos… son ellos los que hacen la marca. Todos, desde los practicantes hasta la gente que está ahí de planta. Todos ellos. Nosotros sólo somos la cara.

Giovanni: Es una cuestión que hace poquito me vino a la mente: estamos haciendo diseño y es un diseño colectivo. Todos, poniendo o quitando, todos generando.

José Alfredo: Y así como de repente la patronista interpreta distinto el dibujo que tenía y nos gusta más, y de repente el practicante pone un vestido al revés…

Giovanni: Y dices “ah, está padre, así déjalo. Está increíble en esa posición”. Un accidente genera cosas muy interesantes.

José Alfredo: Todos generan ideas. Todos.

…Y enriquecen al sistema que ya es Trista.

24

6 comentarios:

eLeNa fLores dijo...

Una entrevista algo larga, pero me encanto. Me gusta mucho su trabajo y creo que los dos son chicos muy inteligentes. Esto solo lo confirma.
Y nos hace ver desde el punto de vista de diseñadores reconocidos (aunque sólo sean aquí) que es necesario ver a la moda como una industria, como un negocio; no como un medio banal.
A ti te mando un abrazo <3

Chamberto dijo...

Felicidades Aldo, una muy buena entrevista. Me gusta mucho el estilo de los diseñadores y el proyecto de la marca; me parece interesante de igual forma que tomen de manera tan integral el diseño. Tuve la oportunidad de tomar clases con Esteban Sanin y es muy bueno en lo que hace. Considero que van creando una marca sólida y relevante, que es lo más importante.

Monsieur Noir dijo...

Felicidades, me encantaría leer más entrevistas así cuando abro una revista, creo que lograste algo muy bien hecho aquí, me encanto enterarme de muchos aspectos que no suelen decirnos de el diseño en México.
Ame con locura las fotos de los detalles.

Saludos!

Montserrat dijo...

wow muy buena entrevista, cada pregunta y cada respuesta han dado en el clavo

ErichBen dijo...

Super que los entrevistaste, quedo muy bien la entrevista, y concuerdo con monsieur noir que dice que esto es lo que debe de estar en revistas y no miles de fotos de prendas y articulos sin ton y son al mas puro estilo de catalogos de avon.

Sigue asi ;)

CINTHYA dijo...

q bueno q des espacio al talento nacional muy padre entrevista felicidades x tu blog